Nuestras razas

En la primera entrada de este blog se presentó a la ganadería extensiva como una importante forma de mantener las razas propias de nuestro país. Quizás el ejemplo más simple de ello es el caso del cerdo ibérico, pero no es, ni mucho menos, el único. En las diferentes regiones de la península se han desarrollado, a lo largo de los años, muchas razas de las distintas especies domésticas que existen. En la actualidad, se considera que en España hay en torno a unas 150 razas autóctonas, de las cuales más de 100 se encuentran en peligro de extinción. Y el principal motivo por el cual tantas razas están en peligro de extinción es que no son tan competitivas como algunas razas foráneas.

img-caballos1.jpg

No obstante, desde hace unos años, se han formado asociaciones de criadores de las razas autóctonas que han desarrollado programas de selección y/o conservación para asegurar el mantenimiento de éstas y su no desaparición, así como para potenciar aquellos aspectos que las permitan ser más productivas y estar en igualdad de condiciones, o casi, con algunas de las razas extranjeras. Algunas de las razas autóctonas han conseguido ser más competitivas, en gran medida gracias a la mejora de la selección genética, las técnicas de manejo, etc. Podemos destacar: en vacas la Rubia Gallega, Lidia o la Asturiana de los Valles; en caballo el Pura Raza Español (PRE); entre las razas caprinas las Florida Sevillana, Serrana, Malagueña y Murciano-Granadina; en ovino la Merina, Rasa Aragonesa, Castellana o Manchega,…

IMG-20171106-WA0010
Pasto Ovium

Y la pregunta es ¿qué papel juega en este tema la ganadería extensiva? La realidad es que este sistema de explotación está muy unido a las razas autóctonas ya que, en la mayoría de los casos, son las empleadas en extensivo. Estas razas son las más adaptadas a los factores climáticos y la orografía de los distintos ecosistemas de la península y por tanto son las que mejores rendimientos van a dar en un medio que sea de libertad o semilibertad como es el extensivo. Así, tomando como ejemplo la especie vacuna y ordenándola por zonas geográficas, podemos encontrarnos con:

  •  Norte: Albera, Rubia Gallega, Morenas del Noroeste (Cachena, Frieresa, Vianesa, Limiá),  Monchina, Asturiana de los Valles y de la Montaña, Tudanca, Pasiega, Pirenaica, Parda de Montaña, Bruna de los Pirineos, Terreña.
  • Centro: Alistano-Sanabresa, Morucha, Avileña Negra Ibérica, Sayaguesa, Retinta, Serrana Negra, Avileña Bociblanca y Lidia, Murciano-Levantina.
  • Sur: Lidia, Berrenda en Colorado, Cárdena andaluza Berrenda en Negro, Blanca Cacereña, Retinta, Marismeña, Negra Andaluza, Pajuna…
  • Islas: Canaria, Palmera, Mallorquina, Menorquina.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s